¿Cómo se debe guardar el café molido?

Si estás leyendo esto es proque coincidimos en una cosa, creemos que el café es una bebida exquisita. Pero para sacarle todo partido a tus tazas de café, es importante que sepas cómo almacenarlo de la forma correcta.

Así, el café molido no perderá su sabor, aroma, cafeína y el resto de compuestos volátiles que lo han hecho una de nuestras bebidas favoritas. Y tú, ¿sabes como guardar el café molido de forma correcta?

La mejor forma de guardar el café molido es utilizar un recipiente hermético que no deje pasar la luz. Además, hay que mantener unos niveles de temperatura y humedad estables. Por eso, el sitio perfecto para guardarlo es en despensa o algún mueble de la cocina, siempre dentro de dicho recipiente.

Utiliza el contenedor perfecto

Como te decía, el lugar donde guardas el café es esencial si quieres que mantenga todas sus propiedades organolépticas. Los contenedores para café molido, tienen que cumplir varias características:

  • Deben ser herméticos para evitar la entrada de aire dentro del recipiente. Recuerda que el café molido reacciona con el oxígeno, oxidándose y perdiendo calidad.
  • Debe ser de un material que no transfiera sabor o que desprenda partículas. Por ello, los mejores materiales para un recipiente de café molido son el metal, la cerámica y el cristal.
  • Debe ser opaco, para evitar que pase la luz y dañe las partículas de café. En el caso de que utilices un bote de cristal, es tan sencillo como meterlo dentro de un armario.

Con estos pequeños consejos, seguro que puedes encontrar el recipitente perfecto para guardar el café.

Evita la humedad

Junto con el oxígeno, la humedad es uno de los peores enemigos del café fresco. Si quieres disfrutar de una buena taza de café, necesitas guardar el recipiente con el café en un lugar seco. Por ello, se recomienda evitar el frigorífico.

Pero no te preocupes en exceso, si has comprado un buen recipiente para almacenar el café y lo pones en un armario o en la despensa, no tendrás problemas con la humedad.

Busca un lugar oscuro

Tanto el calor como la luz pueden dañar las partículas de café. Por este motivo, los baristas recomiendan almacenar el café en recipientes opacos que ayuden a crear este ambiente.

Si tu bote para guardar el café es transparente, mantenerlo en un armario que no abras con mucha frecuencia será suficiente para evitar el daño que puede ocasionar la luz.

La temperatura es la clave

Por si fuese poco, la temperatura también juega un papel crucial en la conservación del café en buen estado. Para que el café se mantenga en perfectas condiciones, debe estar entre 15ºC y 25ºC.

Por este motivo y aunque mucha gente lo haga, no es buena idea guardar el café en la nevera. En su lugar, busca un lugar en la cocina o la despensa donde la temperatura no fluctúe con tanta fuerza y mantenlo allí hasta que lo vayas a usar. Otros lugares a evitar son, por ejemplo, zonas cercanas a las ventanas o incluso cerca del horno.

¿Puedo congelar el café molido?

Nosotros te recomendamos que no lo hagas por la cantidad de humedad que puede acumular ahí dentro (por no hablar de la temperatura).

Sin embargo, lo que sí se puede hacer es congelar los granos de café enteros. Si compras una gran cantidad de café en grano y no vas a poder consumirlo todo en un periodo de 1 o 2 semanas, una buena idea sería repartirlo en pequeñas bolsas y congelarlas.

Así, solo tienes que sacar la parte que necesitas en el momento en el que la necesites. Pero recuerda, haz esto si no te queda otra alternativa. Siempre es mejor consumir los alimentos frescos, no descongelados.

Puede que te interese: ¿Es mejor el café molido o el café en granos?

Conclusión: cómo almacenar el café molido de forma correcta

Si compras café molido o has molido una gran cantidad de café, debes saber que la forma correcta de guardarlo es en un bote hermético, a una temperatura estable y alejado de la luz y de la humedad.

Si sigues esos simples pasos, podrás almacenar tu café molido en perfectas condiciones durante unas 2 semanas. Si quieres almacenar café para más tiempo, te recomendamos que utilices granos de café enteros y que los muelas justo antes de prepararlos.

Deja un comentario