¿El café ayuda a hacer la digestión?

El café es una de esas bebidas que se puede tomar en cualquier situación, aunque una de las comunes es después de comer. Pero, ¿ayuda el café a hacer la digestión o la dificulta?

Sí, el café ayuda a hacer la digestión gracias a su poder estimulante del tracto digestivo, desde la secreción salivar hasta el aumento de la motilidad del colon.

Por qué el café es bueno para la digestión

Entre los múltiples beneficios del café se encuentra el de favorecer la digestión, pero ¿cómo lo hace exactamente?

Siguiendo el aparato digestivo desde su inicio (la boca), hasta el final (el 🍑), el café tiene los siguientes efectos:

1. Secreción salivar

A diferencia de lo que mucha gente piensa, la digestión no empieza en el estómago, sino en la boca.

La acción mecánica de los dientes y la lengua, junto con la saliva y sus componentes químicos arrancan todo este proceso.

El consumo de café ha demostrado estimular la secreción de algunas glándulas salivares y enzimas relacionadas con el proceso de la digestión.

De este modo, consumir un poco de café antes de una comida, puede ser beneficioso para la digestión.

Aunque estimular la secreción salivar ya es un gran paso, para sacarle partido es necesario tomar el café antes de comer.

Por ello, es posible que te estés preguntando, ¿qué pasa si tomo café después de comer?

En ese caso, obtendrías los siguientes 3 beneficios:

2. Aumento de jugos gástricos

Al igual que el café estimula la secreción de las glándulas salivares, también estimula la secreción de los jugos gástricos.

Entre estos jugos destaca la presencia de: ácido clorhídrico, cloruro de potasio, cloruro de sodio y varias enzimas encargadas de favorecer todo este proceso.

Efecto del café en los jugos gastricos

3. Incremento de la acción de hormonas relacionadas con el proceso digestivo

El papel digestivo del café no finaliza en el estómago, sino que este tiene otros efectos en este sistema.

Uno de ellos es el de estimular la secreción de la hormona colecistoquinina (CCK), encargada de la producción de bilis (una sustancia producida en la vesícula biliar encargada de la digestión de las grasas).

Puede que te interese: ¿Puedo tomar café con piedras en la vesícula?

La bilis se vierte al duodeno (el conducto posterior al estómago junto con el jugo pacreático, también encargado de la digestión, cuya producción también es estimulada por el café).

4. Motilidad del colon

Por último, ya en el último tramo del recorrido de los alimentos por el tubo digestivo, el café tiene una funcionalidad adicional; aportar motilidad al colon.

De este modo, favorece el movimiento de los alimentos por el tracto digestivo, favoreciendo su expulsión y protegiendo al cuerpo de procesos como el estreñimiento.

De hecho, hay estudios que afirman que este efecto del café es tan potente como el de los cereales con fibra, y se debe sobre todo a su contenido en cafeína.

Conclusión

En definitiva, el café sí ayuda a la digestión. Y según este artículo científico publicado en la revista Nutrients, lo hace de 4 formas diferentes:

  • Estimulando la secreción salivar
  • Aumentando los jugos gástricos en el estómago
  • Incrementando la acción de hormonas y otras sustancias relacionadas con el proceso digestivo
  • Estimulando la motilidad del colon

Tras leer todo esto, podrías preguntarte cuánto debo esperar para tomar café después de comer, ¿cierto?

La respuesta es que no es necesario que esperes, el café es una sustancia que se absorbe relativamente rápido, y aproximadamente 30 minutos después de su ingesta se pueden notar sus efectos.

Deja un comentario