¿El café ayuda a quitar la resaca?

Si anoche estuviste en una fiesta y te pasaste con la bebida, es probable que te preguntes, ¿el café ayuda a quitar la resaca? Aquí la respuesta:

En la actualidad no existe nada que elimine la resaca por completo, aunque determinados estudios científicos han demostrado que el consumo de café puede tener algunos beneficios para eliminar ciertos síntomas de la resaca, como la sensación de cansancio y el malestar general, especialmente si se toma junto a analgésicos.

El café puede ayudar con la resaca

Lo primero que debes entender si estás buscando un remedio casero para la resaca, es que no hay nada que pueda eliminar sus síntomas por completo. De este modo, la mejor forma de evitarla es bebiendo con más moderación o mejor aún, no hacerlo.

Pero si ya no hay marcha atrás, debes saber que beber café puede ayudarte a que te encuentres mejor. Como ya sabes, el café contiene el estimulante más conocido del mundo, la cafeína. Así, esta sustancia te ayudará a estar más lúcido y a eliminar la sensación de malestar.

Sin embargo, esta no es la única ayuda del café para la resaca, pues combinar la cafeína con analgésicos potencia el efecto de estos, aunque debes tener cuidado para no excederte en la dosis, pues el resultado puede ser el opuesto al que esperabas.

¡Cuidado! Evita la mezcla de alcohol y cafeína

Aunque como ya hemos mencionado, el consumo de café puede tener algunos beneficios si tienes resaca, debes evitar a toda costa mezclar alcohol y cafeína.

Esta mezcla no evitará que al día siguiente tengas resaca, sino que hará esta sea mucho más aguda. Estos son los motivos:

  • La cafeína puede contrarrestar algunos de los efectos del alcohol durante su ingesta, haciéndote pensar que aún estás bien, mientras que el alcohol se metaboliza con normalidad en tu organismo.
  • El consumo de cafeína puede provocar deshidratación, lo que conlleva a resacas mucho más graves.

Por lo tanto, si estás pensando en utilizar el café como remedio contra la resaca, debes hacerlo una vez la tengas, y no antes.

Deja un comentario