¿Es bueno tomar café si estás a dieta?

Si eres un amante del café y estás siguiendo una dieta, seguro que te has preguntado si el café te hace ganar peso, ¿cierto? Pues me alegra decirte que el café no solo no es malo para las dietas de pérdida de peso, sino que puede ser de gran ayuda.

En este artículo te contaré todo lo que debes saber para que puedas seguir disfrutando de tu bebida favorita mientras te ayuda con tu dieta (con base científica).

Sí, es bueno tomar café si estás a dieta porque incrementa la quema de grasa por varias vías: incrementa el rendimiento deportivo, acelera el metabolismo, aumenta la saciedad y tiene efecto diurético. Además, el café no tiene calorías, por lo que es una bebida perfecta para las dietas más estrictas.

Cómo ayuda el café en la pérdida de peso

El café puede ser de gran ayuda si estás a régimen, pero para que juegue a tu favor en la pérdida de grasa, debes tener en cuenta que todo lo que se va a decir a continuación hace referencia al café, no a sus acompañantes. Dicho esto, ¿por qué es bueno tomar café si quieres adelgazar?

El café no tiene calorías

Si no lo sabías, lo que hace que adelgaces o no, es el balance calórico de tu organismo. Las calorías son nuestra energía, y la grasa nuestras reservas. Y el único modo que acceder a las reservas, es gastar más calorías de las que ingieres.

¿Sencillo verdad? Para adelgazar solo necesitas cumplir una condición: gastar más calorías de las que ingieres, es decir, una dieta hipocalórica. Por ello, el papel del ejercicio en las dietas no es simplemente para estar más sanos, sino también para aumentar el gasto calórico.

Además, el café no tiene calorías, por lo que de ningún modo interfiere de forma negativa en la pérdida de grasa. Ahora bien, que el café no tenga calorías no quiere decir que una taza de café esté 100% libre de calorías.

Todo lo demás que puede llevar un café si que tiene calorías, y por lo tanto suma al total de calorías consumidas en el día. Algunos ejemplos son la leche o el azúcar. Sin embargo, no tienes que preocuparte en exceso:

Un café con leche (entera) de un tamaño medio (240 mL) y sin azúcar, tiene menos de 80 calorías. Para ponerlo en contexto, se recomienda que un adulto medio consuma unas 2.000 calorías al día, aunque esta cantidad puede ser mayor o menor en función de muchos factores.

Incrementa el rendimiento deportivo

Está demostrado científicamente que el consumo de cafeína tiene un papel muy relevante sobre el rendimiento deportivo. Son muchos los factores que influyen en la mejora del rendimiento, pero algunos de los motivos por los que es beneficioso tomar café antes de hacer ejercicio son:

  • El café bloquea los «receptores» de la fatiga, por ello se utiliza para conseguir un plus de energía por las mañanas. Además, este bloqueo de los receptores de la fatiga ayuda a que puedas mantener una actividad física durante más tiempo, y por consiguiente, gastes más calorías.
  • La cafeína aumenta la tolerancia al dolor, lo que en determinadas situaciones de actividad física puede suponer la diferencia entre continuar unos segundos más o finalizar la actividad en el momento.
  • Las grasas son el combustible por excelencia para los deportes de larga duración. La cafeína tiene efecto termogénico y ayuda a que se utilicen para obtener energía con mayor facilidad.

Sin embargo, todos estos beneficios del café no se deben al café en sí, sino a la cafeína. Por este motivo, uno de los mejores suplementos deportivos y que mejores resultados tienen son las cápsulas de cafeína.

Acelera el metabolismo

La cafeína es una sustancia que actúa directamente en el cerebro, bloqueando los receptores de las sustancias que provocan los efectos de la fatiga: sedación, cansancio, sueño… Al crear esta barrera, tiene una serie de efectos en el cuerpo humano.

Entre estos efectos, se encuentra la estimulación metabólica, es decir, que la cafeína te ayuda a quemar más calorías. Si volvemos al principio del artículo, recordarás que lo principal para perder grasa es consumir menos calorías que las que se gastan. Por esto, la cafeína es una sustancia tan potente para la pérdida de grasa.

De hecho, en este estudio y en este, se ha observado cómo las personas que consumían cafeína tenían mejores resultados en pérdida de peso. Además, también se observó que las personas que consumían café de forma regular solían mantener su peso bajo tras perderlo.

Efecto diurético

Junto con su efecto a nivel metabólico, uno de los efectos del café que más interesan a las personas que quieren adelgazar, es su poder diurético. En este estudio se hace una revisión sobre toda la bibliografía científica sobre la cafeína como diurético y llegan a la conclusión de que el café incrementa la producción de orina por los riñones, pero solo en personas que hayan desarrollado tolerancia.

Aumenta la saciedad

El café, y más en concreto la cafeína, tiene ciertas propiedades que aumentan la saciedad, por lo que en dietas donde las calorías, y por tanto los macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos) están restringidos, puede tener un papel interesante para mejorar la adhesión a la dieta.

Conclusión: ¿tomar café si estás a dieta?

El café es una de las mejores bebidas para las personas que están a dieta y quieren perder peso. Sin embargo, sus propiedades no son propias del café, sino de la cafeína. Por ello, si quieres conseguir todos estos beneficios puedes consumir cafeína en cápsulas.

Para finalizar, cabe recordar que los principales efectos positivos de la cafeína para la pérdida de peso son:

  • Incrementa el rendimiento deportivo
  • Acelera el metabolismo
  • Efecto diurético
  • Aumenta la saciedad

Deja un comentario