Por qué es malo el café torrefacto

Muchas personas toman café torrefacto por su color oscuro y su sabor amargo pero, ¿qué se esconde detrás de esta fachada?

Durante el proceso de tostado del café torrefacto, todos sus granos reciben un baño de azúcar que, debido al calor, se convierte en caramelo. Esta capa de azúcar puede llegar a constituir entre el 15 y el 20% del peso del grano, aumentando de forma considerable el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con su consumo.

El principal problema del café torrefacto es su tueste

Los granos de café torrefacto no son más que granos de café convencionales, aunque a diferencia de estos, el café torrefacto pasa por un proceso de tostado especial, que es el que le da sus propiedades organolépticas, pero también el que lo convierte en el peor café del mercado.

Cuando se tuesta el café natural, lo único que se hace es introducir el café en un horno. En cambio, el proceso de tueste del café torrefacto tiene un paso más: añadir azúcar.

De este modo, entre un 15 y un 20% del café torrefacto es azúcar que se ha caramelizado en el horno, principal motivo por el que los expertos recomiendan evitarlo.

Esto no solo trae problemas para la salud, sino que además permite que las empresas de café obtengan muchos más ingresos. Pero, ¿qué beneficio obtienen las empresas de vender café torrefacto?

Sencillo, el precio del kilo de azúcar es muy económico en comparación con el del kilo de café. Por lo tanto, si un 20% del paquete de café es azúcar, y lo venden como si fuese café, se quedan con un buen pellizco. Además, como el café torrefacto tiene un sabor adulterado por el azúcar, pueden utilizar cafés de baja calidad, haciendo un producto aún más nocivo.

Puede que te interese: ¿Cómo preparar el café más sano posible?

¿Cómo dejar de tomar café torrefacto?

Por supuesto, ante esta situación es probable que te preguntes cómo puedes dejar de tomar café torrefactado, ¿cierto?

Si estás muy acostumbrado a beber este tipo de café, puede que lo mejor sea ir reduciendo su consumo poco a poco, cambiando el café torrefacto por uno de mezcla, y finalmente por un café 100% natural.

Adicionalmente, te recomiendo que tengas cuidado con el café que sirven en los bares, restaurantes y máquinas de vending, pues lo más probable es que sea torrefacto. Si quieres tomar café fuera de casa, asegúrate de que te están sirviendo café natural.

2 comentarios en «Por qué es malo el café torrefacto»

Deja un comentario