¿Puedo tomar café descafeinado si estoy embarazada?

Si estás embarazada o estás pensando en tener un bebé, es posible que hayas oído que no puedes tomar café, pero qué ocurre con el café descafeinado, ¿puedes tomarlo?

Sí, puedes tomar café descafeinado en el embarazo. Aunque este tiene un poco de cafeína, el porcentaje es tan pequeño que no debes preocuparte.

¿Puedo tomar café descafeinado en el embarazo?

Mucha gente sabe que, aunque el consumo de café durante el embarazo no está prohibido, es recomendable evitar su ingesta, o al menos reducirla.

El principal motivo de esto es que la cafeína es una de las sustancias que tiene la capacidad de traspasar la placenta, pudiendo llegar a ser perjudicial para el feto.

Por este motivo, si se elimina la cafeína de esta bebida, tal y como ocurre con el café descafeinado, no habría ningún inconveniente en tomar café descafeinado en el embarazo.

Eso sí, debes saber que el café descafeinado no está 100% libre de cafeína, sino que estos granos aún contienen de media un 2% de su cafeína inicial. Por supuesto, esta es una cantidad ínfima, por lo que el riesgo de esta bebida es casi inexistente.

¿Cuántas tazas de café descafeinado se puede tomar en el embarazo?

En relación con el dato que te acabo de dar, si el café descafeinado sigue teniendo cafeína, ¿cuántas tazas se pueden beber al día durante el embarazo?

Para responder a esta pregunta, primero hay que saber a partir de qué ingesta (en embarazos normales) se observa riesgo para el embrión.

En este estudio de la prestigiosa revista de investigación European Journal of Nutrition, se determinó que este umbral estaba en las 4 tazas diarias, o lo que es lo mismo, 400 mg de cafeína al día.

Estos datos hacen referencia a café convencional, no a café descafeinado. Si recuerdas, el café descafeinado tiene un 98% menos de cafeína. Por ello, si una taza de café convencional tiene 100 mg de cafeína, una de café descafeinado tiene tan solo 2.

Con estos datos, harían falta 200 tazas de café descafeinado para alcanzar los 400 mg de cafeína citados en el estudio.

En definitiva, puedes tomar tantas tazas como quieras (siempre que el médico no te indique lo contrario), pues dado el bajo contenido en cafeína del café descafeinado, es muy difícil poner en riesgo el embarazo.

Deja un comentario