¿Puedo tomar café si estoy tomando antidepresivos?

La depresión es uno de los problemas más comunes del mundo moderno, por lo que si a ti también te afecta, te estarás preguntando, ¿si tomo antidepresivos puedo tomar café?

Depende del antidepresivo que estés tomando, por lo que debes leer el prospecto y/o preguntar a tu farmacéutico. Si lo aprueban, te recomiendo beber café descafeinado, verde o preparado con la prensa francesa, pues su contenido en cafeína es menor, y las interacciones con el medicamento se reducen al mínimo.

¿Cuando tomas antidepresivos puedes tomar café?

El café es una de las bebidas más consumidas a lo largo del mundo, por lo que muchas veces, damos por hecho que no interfiere con el funcionamiento de los medicamentos.

Sin embargo, y como puedes imaginar, esto no siempre es así. Por ejemplo, si te duele la cabeza y tomas café, al tomar un analgésico obtendrás una absorción mayor. En cambio, otros medicamentos darán resultados poco deseados.

Esto depende de muchos factores, pero los principales son: el principio activo del medicamento y su efecto en el cuerpo. Por ello, el café y los antidepresivos no siempre son una mala combinación, sino que en algunos casos no tienen interacción y otros, puede que incluso sea positivo.

¿Con qué antidepresivos se puede tomar café?

Como te decía, no todos los tratamientos para la depresión son iguales, y por lo tanto, no sería correcto dar una respuesta tajante a la pregunta de si se puede tomar café con depresión o no.

Por ejemplo, algunos antidepresivos pueden ver sus efectos ligeramente beneficiados por el consumo de cafeína. Sin embargo, y debido a su funcionamiento, hacen que la eliminación de la cafeína se ralantice mucho, provocando que el efecto de la cafeína se prolongue de forma desproporcionada.

Así, si tomas estos antidepresivos y consumes café con normalidad, puede que sufras algunos de los efectos secundarios del café como consecuencia de una acumulación excesiva de cafeína en sangre. Son muchos los medicamentos que pueden tener este funcionamiento, algunos de ellos son:

  • Dumirox
  • Lubox

Por otro lado, existen medicamentos contra la depresión que, no tienen efectos significativos sobre la cafeína, pero que el consumo de la misma puede hacer que pierdan rendimiento. Algunos de ellos son:

  • Casvol
  • Motivan
  • Xetin
  • Daparox
  • Frosinor
  • Seroxat
  • Arapaxel
  • Prozac
  • Adofen
  • Reneuron
  • Luramon
  • Lantanon
  • Deprelio
  • Nebril
  • Ipran

Por ello, te recomiendo que abras la caja de medicamentos y leas el prospecto, sobre todo la sección de precauciones. Así, podrás saber si ese medicamento concreto se puede combinar con el café.

¿Tomar café y antidepresivos es perjudial?

Adicionalmente, te recomiendo que si tienes dudas, preguntes directamente a un farmacéutico, pues al fin y al cabo, son ellos los que conocen en profundidad los medicamentos, entienden su funcionamiento y saben qué sustancias pueden interactuar con ellos.

Cuidado con los efectos secundarios de la cafeína

Como puedes ver, consumir café al mismo tiempo que algunos antidepresivos puede tener malas consecuencias.

¿El motivo? Algunos medicamentos hacen que la cafeína dure más en el cuerpo, haciendo que cuando bebas un segundo café, la cafeína de este se junte con la del primero, y así sucesivamente.

De este modo, si te excedes con el café puedes llegar a tener algunos problemas, e incluso sufrir una sobredosis de cafeína. Pero tranquilo, esto solo ocurre en casos extremos, lo más normal es que sientas algunos de los efectos perjudiciales del café:

  • Aumento de la tensión y del ritmo cardiaco.
  • Acidez de estómago.
  • Aumento de la ansiedad.
  • Insomnio: algunos trastornos depresivos pueden afectar de forma negativa al sueño. Por ello, es recomendable que no bebas café a partir de las 12 del mediodía, evitando así los efectos del café a la hora de dormir.

Si estás tomando antidepresivos y has consumido café u otro producto con cafeína y te encuentras mal, te recomiendo que llames a emergencias para que puedan darte indicaciones sobre lo que debes hacer.

Cómo tomar café si estoy tomando antidepresivos

Si estás tomando antidepresivos, pero eres un cafetero de pura cepa, es posible que quieras buscar métodos alternativos para tomar café mientras dure el tratamiento, ¿cierto?

Si es tu caso, no debes preocuparte, tiene solución. Gran parte de los problemas del consumo de café y su combinación con los antidepresivos vienen por la cafeína. Por lo tanto, tan solo hay que eliminarla de la ecuación o, en su defecto, reducirla.

1. Café descafeinado

El café descafeinado es sin duda la mejor opción para ti, pues es la alternativa con menos cafeína del mercado. Ojo, el café descafeinado sigue teniendo algo de cafeína.

Concretamente, en el proceso de descafeinado del café, se elimina aproximadamente un 98% de esta sustancia, por lo que aún queda un 2% restante.

Por supuesto, consumiéndolo en cantidades normales, no tienes que preocuparte de sus efectos, por lo que el café descafeinado y los antidepresivos, son una combinación interesante.

2. Café verde

El café verde no es una variedad exótica de café, sino que es el propio café antes de ser tostado. Estos granos tienen un color verde muy clarito, y también se pueden consumir.

Los granos de café verde contienen cafeína, aunque en una proporción mucho menor, tan solo el 20% de la cafeína que tiene el café negro. En realidad, la cafeína siempre ha estado ahí, solo que el 80% restante no se libera hasta el proceso de tostado.

Por ello, si quieres tomar un café con poca cafeína, puedes probar con el café verde.

3. Café de prensa francesa

Si ni el café descafeinado ni el café verde te llenan el ojo, tengo la solución perfecta para ti; una cafetera francesa.

Cafetera prensa francesa

Estas cafeteras, también conocidas como cafeteras de émbolo, destacan por generar un café bastante suave, tanto a nivel de sabor como a nivel de cafeína.

De este modo, te permiten seguir tomando café sin consumir tanta cafeína. Por poner un ejemplo, el café de una cafetera moka tiene un 45% más de cafeína que el preparado en una prensa francesa. Sin embargo, debes tener en cuenta que siguen conteniendo esta sustancia, por lo que no debes excederte.

Conclusión, ¿es malo el café con los antidepresivos?

En definitiva, el café, y más concretamente la cafeína, no tienen porqué ser malos, pues todo depende de la cantidad en la que los consumas y del antidepresivo que estés tomando.

Por ello, mi recomendación es que leas con detenimiento el prospecto, y si tienes dudas, que hables con tu farmacéutico.

En el caso de que puedas tomar café, te recomiendo que sea descafeinado, verde o preparado con la prensa francesa (cafetera de émbolo) por su menor extracción de cafeína.

Deja un comentario